Nota de Prensa - El Ayuntamiento de Madrid primará la construcción industrializada en concursos y licitaciones

Nota de Prensa - El Ayuntamiento de Madrid primará la construcción industrializada en concursos y licitaciones

Promotores, fabricantes de producto, consultores tecnológicos y asociaciones sectoriales coinciden en la necesidad de formación de calidad para una tendencia que generará empleo de muy alta cualificación.

"La industrialización de la construcción se ha convertido, para el Ayuntamiento de Madrid, en un aspecto fundamental y básico a la hora de evaluar los proyectos y las obras en los concursos de adjudicación", manifestó ayer Mariano Fuentes Sedano, responsable del Área de Desarrollo Urbano del consistorio madrileño.

En un coloquio organizado por el Colegio de Aparejadores de Madrid, Mariano Fuentes añadió que la industrialización de los procesos constructivos "supone para el Ayuntamiento un recurso importantísimo de ahorro y optimización de tiempos para gestionar el parque de vivienda pública de alquiler dada la demanda existente. La industrialización es la base fundamental para poner cuanto antes a disposición de la ciudadanía las viviendas que se demandan".

Para el responsable de Urbanismo de la capital, la industrialización de la construcción "abre además un nuevo campo de empleo de alta cualificación y de generación de oportunidades para atraer talento". A este respecto, Mariano Fuentes indicó que varios concursos del Ayuntamiento en materia de edificación priman la apuesta por la industrialización de los proyectos, como el plan de regeneración urbana en torno a la antigua fábrica de Clesa, el complejo residencial proyectado en el Barrio del Aeropuerto o también en las diez parcelas propiedad municipal que el Ayuntamiento ha puesto en venta y que se destinarán a la construcción de vivienda libre en seis distritos de la capital. Esta apuesta municipal por la construcción industrializada continuará también en el futuro.

El encuentro en el Colegio de Aparejadores de Madrid, bajo el lema "Edificación y tecnología. Industrialización abierta", contó con la presencia de cinco especialistas en esta concepción de la edificación llamada a un gran protagonismo en el corto y medio plazo.

Lucas Galán, director de Producto e Innovación de Neinor Homes, admitió que "el sector promotor necesita que la Administración nos imponga este modelo, porque a veces solo a través de la obligación somos capaces de cambiar las dinámicas de un ámbito como el nuestro". Según Galán, "este nuevo modelo de negocio supone un cambio radical en la forma de pensar y de diseñar. Debemos generar sinergias entre todos los agentes; cuantos más promotores apuesten por la industrialización, más fabricantes habrá y más arquitectos estarán predispuestos a industrializar. El sector de la edificación debe formar a partir de ahora a nativos en construcción industrializada".

Begoña López, CEO y cofundadora de Componentes y Unidades Constructivas, subrayó que para lograr una construcción industrializada exitosa es "fundamental llevar a cabo una ingeniería de procesos en nuestro sector, al igual que se hizo en otras industrias como la automovilística, de la que tenemos mucho que aprender". Begoña López indicó además que, de cara al futuro, "la construcción industrializada no necesariamente tiene que ser más cara que la tradicional" si se implementa un cuidadoso análisis de procesos desde los primeros compases de un proyecto constructivo.

Pablo Cordero, director técnico y CEO de Wisebuild, destacó que "en el mundo de la construcción industrializada hay una clarísima tendencia a la automatización, que surge como una necesidad de conectar el sector manufacturing con el sector de la arquitectura. Están surgiendo plataformas digitales que ayudan a que los fabricantes suban componentes industrializados a ese entorno digital para que el arquitecto pueda utilizarlos y prescribirlos en su proyecto".

Alejandro López, director técnico de la Asociación Nacional de la Industria del Prefabricado de Hormigón (ANDECE), subrayó en su intervención cómo el negocio al que representa se ha adelantado a la normativa sobre construcción industrializada gracias a la adopción de la Norma UNE 127050, y recordó que hace solo dos días el Consejo de Ministros aprobó el Código Estructural, que deroga la Instrucción de Hormigón Estructural (EHE-08) y que contiene la nueva reglamentación técnica en materia de estructuras de hormigón y de acero.

Luis Fernández, director general de Thermochip, indicó que el nuevo entorno de la construcción industrializada "puede acelerar la creación de startups especializadas, puede provocar la creación de nuevos departamentos en empresas de construcción tradicional o incluso absorciones de empresas muy especializadas por parte de otras de mayor tamaño". La industrialización de la construcción requiere, según Luis Fernández, "un reaprendizaje de toda la cadena de valor, incluidos promotores, constructoras, aparejadores y operarios. La llegada de los fondos europeos puede ser un marco ideal para la transformación industrial de nuestro sector".

Todos los ponentes pusieron de relieve la importancia crucial de la formación en esta nueva fase de la construcción entendida como industria, que requerirá nuevos perfiles profesionales y una redefinición radical de muchos roles en los agentes intervinientes. En esta línea, los ponentes destacaron el curso de Técnico Especialista en Construcción Industrializada, impartido por la Fundación Escuela de la Edificación, diseñado por el hub tecnológico del Colegio de Aparejadores de Madrid y dirigido por Juan Carlos Cabrero y Mario Sanz López. Al término del coloquio, los alumnos de las dos primeras promociones de este curso recibieron sus respectivos certificados académicos.

Además de este curso pionero, otra muestra del compromiso del Colegio de Aparejadores de Madrid con esta nueva tendencia constructiva es la designación de 2022 como "Año de la Construcción Industrializada", tal como anunció durante el acto el presidente de la institución, Jesús Paños Arroyo.