> El colegio > Noticias > Aclaraciones sobre las Obligaciones Respecto al Libro de Incidencias
Aclaraciones sobre las Obligaciones Respecto al Libro de Incidencias
Aclaraciones sobre las Obligaciones Respecto al Libro de Incidencias

Este artículo pretende aclarar las dudas sobre la obligación de obtener y habilitar el Libro de Incidencias en las obras de construcción y su compatibilidad con la Ley Omnibus y el RD 10000/2010.

Vamos intentar aclarar algunas interpretaciones erróneas, que han considerado que la habilitación de los libros de incidencias por los Colegios Profesionales no es exigible cuando se trata de actuaciones no sujetas a visado obligatorio.

La obligación de disponer de un libro de incidencias en este tipo de obras deriva del Real Decreto 1627/1997, de 24 de octubre, por el que se establecen las disposiciones mínimas de seguridad y salud en las obras de construcción.(BOE nº 256, de 25 de octubre) y nada tiene que ver con el visado de la actuación profesional del técnico colegiado. 

La Guia Técnica del INSHT para la interpretación del citado RD establece:

ART 13.1. En cada centro de trabajo existirá con fines de control y seguimiento del plan de seguridad y salud un libro de incidencias que constará de hojas por duplicado, habilitado al efecto.

Artículo 13. Libro de incidencias.

Se puede entender como “control y seguimiento del plan de seguridad y salud” la comprobación periódica del cumplimiento de las previsiones contenidas en el mismo. En él se anotará cualquier advertencia u observación cuyo objeto sea el adecuado cumplimiento de lo establecido en el citado plan de seguridad y salud.

Por ello, este libro debe ser un instrumento de utilización habitual en cualquier obra de construcción.

Se deberá disponer de un único ejemplar de libro por obra. En el caso de agotarse las hojas de éste, se habilitarán los libros sucesivos que sean necesarios.

2. El libro de incidencias será facilitado por:

a) El Colegio profesional al que pertenezca el técnico que haya aprobado el plan de seguridad y salud.

b) La Oficina de Supervisión de Proyectos u órgano equivalente cuando se trate de obras de las Administraciones públicas.

Como el libro de incidencias es facilitado por los colegios profesionales (obras de carácter privado) o por las oficinas de supervisión de proyectos u órgano equivalente de las administraciones públicas (obras de carácter público), es necesario que exista un control sobre su expedición. Por ello, deberá estar debidamente numerado y constar en un registro.

Una vez iniciada la ejecución de una obra que cuente con un libro de incidencias, no será necesario volver a habilitar un nuevo ejemplar del mismo en caso de que el técnico que aprobó el plan de seguridad y salud en el trabajo fuera sustituido por otro. Todo ello sin perjuicio de las obligaciones (comunicación de datos y otras) ligadas a dicha sustitución.

La habilitación colegial cumple precisamente el requisito de que exista un control sobre su expedición y su custodia en un archivo, que cada libro se vincule a una única obra y que el mismo no pueda ser alterado o sustituido sin que quede registro de tales actuaciones.

Se trata de garantías para asegurar la finalidad de dicho documento, que no es otra que el control y seguimiento del plan de seguridad y salud y el acceso a esta información, esencial para la seguridad de la obra, a las personas directamente implicadas y afectadas por la misma.

El incumplimiento de dicha obligación expresa (obtención y habilitación del Libro de Incidencias), puede ser sancionado al amparo de la Real Decreto Legislativo 5/2000, de 4 de agosto, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley sobre Infracciones y Sanciones en el Orden Social

Puede encuadrarse en una infracción Leve del artículo 11:

4. Las que supongan incumplimientos de la normativa de prevención de riesgos laborales, siempre que carezcan de trascendencia grave para la integridad física o la salud de los trabajadores.

5. Cualesquiera otras que afecten a obligaciones de carácter formal o documental exigidas en la normativa de prevención de riesgos laborales y que no estén tipificadas como graves o muy graves.

O bien en una de carácter grave del artículo 12 de dicha norma:

12.24 e) No cumplir los coordinadores en materia de seguridad y salud las obligaciones, distintas de las citadas en los párrafos anteriores, establecidas en la normativa de prevención de riesgos laborales cuando tales incumplimientos tengan o puedan tener repercusión grave en relación con la seguridad y salud en la obra.

Estas consideraciones no quedan invalidadas por el hecho de que determinadas actuaciones profesionales no estén sujetas a visado obligatorio , de conformidad con el Real Decreto 1000/2010, de 5 de agosto, sobre visado colegial obligatorio (dictado al amparo de La Ley 25/2009, de 22 de diciembre, de modificación de diversas leyes para su adaptación a la Ley sobre el libre acceso a las actividades de servicios y su ejercicio, que incluía la reforma de la Ley 2/1974, de 13 de febrero, sobre Colegios Profesionales).

Este Decreto 100/2010 sólo tiene por objeto: “desarrollar lo previsto en el artículo 13 de la Ley 2/1974, de 13 de febrero, sobre Colegios profesionales, que regula el visado colegial”. No afecta por tanto a otro tipo de actuaciones colegiales distintas de los visados de las actuaciones profesionales.

Como ya se ha indicado, la obtención y habilitación por los colegios profesionales de los técnicos que ejercen las funciones de coordinación de la S.yS. en las obras de construcción, de los libros de incidencias se configura como obligación preventiva en una norma distinta de la ley de colegios profesionales (RD 1627/97) y no tiene ni la finalidad ni las características propias  de un visado colegial.

Condicionar la habilitación de estos libros a la existencia de una obligación de visado no tiene apoyo legal e integra una infracción del RD 1627/1997 la referida LISOS.

Por tanto, los libros de incidencias de las obras de construcción habrán de ser facilitados y habilitados al efecto por los colegios profesionales (u oficinas de supervisión, en obras públicas).
 

Más Información:

 


contacto

El Colegio Oficial de Aparejadores, Arquitectos Técnicos e Ingenieros de Edificación de Madrid se encuentra situado en el centro de la ciudad, muy cercano a la Puerta del Sol, en la Calle Maestro Victoria nº 3, 28013 (ver mapa)

Tel.  91 701 45 00
Fax. 91 532 24 07

Siguenos en:

TwitterLinkedin

últimas
publicaciones
02-07-2018 [Revista BIA]
BIA Nº 297
PDF
21-06-2018 [Revista BIA]
BIA Nº 296
PDF
18-12-2017 [Revista BIA]
BIA Nº 294
PDF
Regístrate